Adopción de medidas urgentes ante la situación de sequía

El pasado 16 de marzo de 2022 ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 4/2022, de 15 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para el apoyo al sector agrario por causa de la sequía. Su objeto principal es establecer medidas de soporte a quienes sean titulares de las explotaciones agrarias, contribuyendo así a la repercusión de la rentabilidad de dichas explotaciones, que se han visto gravemente afectadas tanto por la situación de sequía como por el incremento de los costes de producción y la situación económica internacional.

Más concretamente, en el referido Real Decreto-ley se prevén cuatro tipos de medidas en distintos ámbitos: medidas laborales y de seguridad social, para la protección de las personas trabajadoras, medidas fiscales, medidas destinadas a la sostenibilidad de las explotaciones, y medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en la cuenca hidrográfica del Guadalquivir y en la cuenca del Guadiana.

Entre los distintos ámbitos mencionados, destacan las medidas laborales consistentes en el aplazamiento del ingreso de cuotas de la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta para trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Agrarios y, sobre todo, en la reducción del número mínimo de jornadas reales cotizadas para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria a favor de trabajadores eventuales agrarios residentes en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura.

Por otro lado, destaca la aplicación en el sector agrario de, principalmente, dos medidas fiscales: la reducción en 2021 del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas y ganaderas y del Impuesto sobre el Valor Añadido, y la exención del impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza agrícola, siempre que los titulares de las explotaciones hayan sufrido en el ejercicio inmediato anterior, es decir, el ejercicio de 2021, pérdidas de ingresos de un 20% o 30%, según la zona afectada.

En definitiva, en atención a las circunstancias concurrentes, y teniendo en consideración que a lo largo del 2021 las explotaciones agrarias han tenido que afrontar un incremento de los costes de producción, debido al encarecimiento de precios de materias primas y de la energía, se ha decidido aprobar dicho Real Decreto-ley analizado, siendo el mismo necesario, al contener un conjunto de previsiones y medidas urgentes a adoptar, en aras a que el sector agrario pueda hacer frente a la situación prolongada de sequía.

Área de Derecho Administrativo

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s